“El activismo es central para mí, desde allí puedo sensibilizar a otras personas”

LIOHANA DELGADO, VENEZUELA

Liohana es de Caracas, tiene 21 años y es una mujer trans-no binarie y pansexual. Combina su trabajo como intérprete de idiomas con la actuación y el modelaje. Lio vive con Adriana, su mamá. Creció como hija única pero además única en su generación, “siempre dicen que crecí solita, sin primos ni primas” dice a manera de anécdota. Al conversar con ella uno se percata que es una persona que le gusta reflexionar las cosas a profundidad.

Fue educada en la religión católica. Lio es de naturaleza curiosa y está acostumbrada a cuestionarlo todo y la religión no fue la excepción. Fue encontrando una tensión entre la religión y las cosas en las que ella creía. De manera casi divertida me dice “Mi primera salida del closet no fue por mi género sino por mi religión”; a los 13 años se sentó frente a su mamá y le dijo que ella no creía en la religión católica y que sentía la necesidad de abrirse más otras ideas y encontrar algo más por su cuenta. Esto creó una fuerte controversia en su seno familiar y hubo reacciones negativas, por lo que Lio comenzó a ser más cautelosa en cuanto abrirse con su familia. “Hablarles de mis sentimientos o lo que me pasaba se hizo cada vez más difícil, pero al mismo tiempo la idea de encontrar mi libertad fue haciéndose más fuerte, y eso me llevo hasta donde estoy hoy” puntualiza con aplomo Lio.

Lio hace un recuento de su autodescubrimiento para mencionar que a lo largo de su adolescencia muchas cosas iban “haciendo click” y comenzó a reconocer que no se identificaba como hombre ni como heterosexual. “Cuando tenía como 18 años comencé más conscientemente a indagar sobre mi identidad de género, tenía un grupo de amigos de orientaciones sexuales diversas, pero no necesariamente diversos en cuestiones de identidad” recuerda Lio. En el 2019 salió del closet como persona bisexual; Adriana su madre añade: “el día de su cumpleaños y grabó un video para nosotros su familia y nos dijo que era bisexual”. Adriana no se sorprendió tanto, ella siempre ha sido sensible y abierta frente a la diversidad sexual y una de sus amigas más queridas es lesbiana. Adriana recuerda que dijo para sí misma y su pareja “bueno , tengo un hijo bisexual o gay, voy a aceptarlo y quererlo”

En la medida que Liohana iba profundizando en información y explorando su forma de sentir y pensar, se fue dando cuenta que la bisexualidad no encajaba bien con la fluidez de sus emociones y sentires; y dice: “di un paso más para reconocer que soy pansexual, me siento atraída a cualquier persona sin importar su género”. Pero el proceso de autorreconocimiento no se detuvo allí, aprender más sobre la pansexualidad, la disforia de género y la transexualidad le llevo a reconocer, en el 2021, que quería expresarse y vivir como una mujer. Adriana recuerda ese día: “un día me dijo, mamá tengo miedo, tengo mucho miedo. Le di un abrazo y le dije no tengas miedo, pase lo que pase estaré contigo”. Ese día Lio contó a su mama que después de pensarlo mucho se había dado cuenta que se sentía más cómoda expresándose y viviendo cómo mujer. Adriana reconoce que esta vez fue más difícil de procesar y que ha sido retador asumirlo a nivel familiar; “ es un camino de aprendizajes y poco a poco nos vamos acostumbrando, pero no pierdo de vista que es mi hija, que la amo y que estaré con ella siempre” complementa Adriana. Adriana agrega que hace falta más apoyo y orientación para las madres, padres y la familia en general y que siempre le dice a Lio “no son ustedes nada más, las familias también necesitamos educación y acompañamiento”.

Haciendo un balance de los últimos 4 años Lio reconoce que, si bien le tomó unos tres años llegar a reconocer su identidad de género, las decisiones para su transición han ocurrido de forma rápida y radical. “lo hice todo de pronto, en un plazo corto de tres meses decidí todo lo quería para ser libre y feliz. Salí del closet como persona trans, inicié mi transición, opté por el activismo, busqué nuevos rumbos profesionales, todo de una vez” recapitula Lio.  Sus ganas de ser activista la llevaron a involucrarse con varias organizaciones de la comunidad LGBT+ y comenzó a ser más vocal y visible. Adriana recuerda que se preocupó cuando Lio le dijo que quería ser activista: “yo dije ¡Ay, Dios mío!, sentí y sigo sintiendo temor que sea víctima de la violencia, del acoso, de la represión” comenta. Adriana suspira profundo y añade “ siempre tengo miedo de que le pase algo, pero admiro su convicción hacia el activismo y entiendo que es necesario que su voz sea escuchada. Me conmueve la valentía, esfuerzo, espíritu y voluntad que tiene para cambiar su realidad”.

Su involucramiento con organizaciones defensoras de los derechos LGBT+ la llevó a conocer a personas que habían participado en la primera fase de Diversxs y así entro en contacto con Gendry y Gladys. Lihoana ingreso a la Academia de Diversxs en el 2021 y se involucró por completo en las acciones de formación, réplica y activismo. Ella junto a Aaron y Tristán conforman el equipo de embajadores de Diversxs de Venezuela. Lxs embajadorxs son personas que tienen mucho compromiso, habilidades y competencias para liderar actividades, acompañar a otras personas de la comunidad y asumen la representación y vocería del proyecto. Lio considera que su paso por Diversxs ha sido fundamental para afirmar su identidad y su vocación como activista. Adriana comenta que se siente muy orgullosa de ver Liohana creciendo como persona y activista. Adriana también participa en actividades del proyecto y no desaprovecha la oportunidad para compartir su experiencia y el orgullo que siente por su hija; “hace poco fui a una reunión donde Lio dio un discurso, me sentí llena de orgullo y varias personas se acercaron a felicitarme por ser una madre que apoya” comenta Adriana.

Una de las cosas que más le ha gustado a Liohana del proyecto Diversxs es que buscó ampliar el intercambio de jóvenes activistas con una mayor diversidad de identidades, edades, posturas políticas y procedencias. “Ha sido muy lindo ser parte de la interlocución de activistas que van desde los 60 hasta los 18 años,  aprender de la historia del activismo y reconocer que estábamos heredando una gran responsabilidad como una nueva generación de activistas” dice Lihoana y agrega “ sé que el cambio toma tiempo, estamos haciendo activismo para los que vienen, no para nosotros” dejando entrever su compromiso por el activismo para el largo plazo. Lio también rescata la importancia que puesto el proyecto es crear espacios verdaderamente incluyentes, tolerancia y seguros. “Venezuela es un país altamente politizado y polarizado, pero hemos visto que podemos trabajar juntas por los derechos humanos sin importar las creencias políticas” concluye Lio.  Ella y otros activistas están convencidos que el esfuerzo de unir activistas LGBT+ con activistas y organizaciones derechos humanos ha logrado que la Marcha del Orgullo del 2022 haya sido mucho más grande, diversa y con mayor participación de aliados, incluso de partidos políticos. Ambas, Lio y Adriana coinciden que el proyecto si está contribuyendo a reducir el estigma a niveles familiares y con las amistades, hay algunos avances en las comunidades y gobiernos locales pero que aún falta mucho que hacer a niveles sociales e institucionales y remover barreras religiosas, en las normas sociales y políticas.

Para Liohana, Diverxs ha contribuido a incrementar sus conocimientos, pero más importante aún en afianzar sus valores, integrarse a una comunidad más amplia e incrementar su compromiso por la inclusión dentro y fuera de la comunidad LGBTQ+. Lio cree que una de sus misiones es tender puentes entre grupos para remover prejuicios, lograr más empatía, construir amistades y tejer redes multigeneracionales. Ella reconoce que entró a Diversex con algo de escepticismo, dudas sobre lo implicaba ser activista y la incompatibilidad frente a otras responsabilidades y aspiraciones; “luego entendí que el activismo lo podemos hacer de mil maneras, lo hago todos los días sensibilizando en mi trabajo como intérprete o cómo artista en el espacio teatral” reflexiona Lio. Su madre agrega, “nunca pensé que tendría una hija activista, que lucha para que su voz sea escuchada y para apoyar a otras personas. Me parece maravillo y sé que Lio puede llegar muy lejos”.

Lio recuenta tres momentos clave en su paso por Diversxs: haber hecho alianza con otras personas trans del grupo para influir en la dinámica interna y contenidos del proyecto; asumir su papel como embajadora que le reconoce como una de las primeras activistas trans jóvenes en Venezuela y un encuentro regional en México que le inspiró a renovar ideas y adquirir nuevas perspectivas propias y colectivas sobre el activismo en Venezuela y fuera de ella. Poniendo la mirada en el futuro Liohana comenta: “el activismo es central para mí, puedo hacer activismo compatible en mis otros espacios y desde allí puedo influir y sensibilizar, poco a poco a otras personas” y “ y yo siempre voy a estar allí contigo” concluye su mamá.

Otros artículos relacionados:

Legado

Informe de contribuciones al impacto del Proyecto Diversxs

A lo largo de 6 años, el Proyecto Diversxs de Amnistía Internacional, ha generado valiosas contribuciones al impacto en la región, a nivel de cambios personales, el proyecto ha sido responsable de mejorar la autoaceptación y autoestima de jóvenes LGBTIQ+, de brindarles un sentido de pertenencia y comunidad, de darles

Leer más »
  • Título: “DIVERSXS: EL LEGADO”
  • Director: RAMÓN GONZÁLEZ R.
  • Producción: ARANDÚ FILMS PARA EL PROYECTO “DIVERSXS, DIVERSIDAD BAJO ATAQUE” de AMNISTÍA INTERNACIONAL
  • Edición: JUAN G. RODRÍGUEZ
  • Productoras locales: Miranda Comunicación Visual (Venezuela), Cinemática Desarrolladora Audiovisual y Mix Estudio de Grabación (Paraguay), Pólvora Colectiva Cuir (Puerto Rico), Francesca Bernetti Fotografía y Retrato (Perú)
  • Género: Documental LGBTIQ+
  • Duración: 40’
  • Idioma: ESPAÑOL C/ SUB INGLÉS
  • Países: PARAGUAY, PERÚ, PUERTO RICO, VENEZUELA, MÉXICO
  • Fecha de Estreno: 10/12/2023
  • Entrevistadxs: Yahir Zavaleta, Frida Kruijt, Gladys García Uzcátegui, Yalitza Serrano, Valentina Locatelli, Fabián Gamarra, Matías Zarza,entre otrxs.
  • Apoyan: Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Países Bajos, Amnistía Internacional Américas y el Caribe, Amnistía México, Amnistía Paraguay, Amnistía Perú, Amnistía Puerto Rico, Amnistía Venezuela, We Could Be Music.
  • Musica Original: “Andar al Millón” – Renée Goust (We Could Be Music)
  • Voces en Off: Kasandra Frutos y Derlis Santiago (Diversxs Paraguay)
  • Ilustraciones: @MOSTRXARTE y @CRANMARYS

Película documental que resume a través de historias de éxito, talleres, campañas y los principales logros obtenidos por el proyecto Diversxs, en sus 6 años de existencia, desde sus inicios en el 2018. Lxs entrevistadxs que aparecen a lo largo del film, estuvieron involucradxs en el proyecto desde diferentes roles: creadorxs, coordinadorxs, embajadorxs y activistas. El documental aborda la lucha por los derechos LGBTIQ+ que llevan a cabo los mismos jóvenes y adolescentes entre 15 y 25 años, que se han formado y empoderado dentro de los países que actualmente componen al proyecto:Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela.