“El activismo debe ser también un espacio de amor y comprensión”

CAMILA DENIS, PARAGUAY

Camila es una mujer trans que creció en el seno de una familia muy numerosa de 10 hermanos en la zona rural de Concepción, Paraguay. Dada la falta de cobertura educativa en la zona rural era muy normal que niños y niñas abandonaran su familia para acceder a la educación primaria en ciudades más grandes.

A los 9 años Camila y una de sus hermanas se fueron a vivir con una familia ajena para poder atender la escuela. A los 15 años logró completar la educación primaria y después del primer año de secundaria migró a la ciudad de Luque a vivir con su hermano y continuar con sus estudios de secundaria. “Aunque yo lo sabía desde los 9 años, fue hasta los 17 que yo me revelé y decidí iniciar la transición de mi género, todavía era menor de edad” recuerda Camila, esto la llevó a dejar la casa de su hermano y buscar su propio destino en la ciudad de Asunción. El inicio de su transición no fue nada fácil, tuvo muchos conflictos con su familia que la llevaron al distanciamiento.

A los 17 años Camila estaba en la calle y sin el apoyo familiar, otras chicas trans se convirtieron en su familia, le ayudaron en su transición dándole acompañamiento en su tratamiento hormonal, apoyo moral y un hogar donde vivir. Tuvo que hacer todo tipo de trabajos para poder sobrevivir y además poner en pausa sus estudios, una pausa que duró 20 años, a los 37 años Camila alcanzó su sueño de completar la educación secundaria. El estigma y el rechazo no había cambiado mucho después de 20 años. Camila relata que durante casi todo un año escolar nunca dijo presente cuando se pasaba la lista de asistencia porque se le llamaba por el nombre masculino asignado al nacer. Ella no quería exponerse a la violencia, el acoso o la expulsión del centro de estudio. Terminar la secundaria era prioridad para ella, aunque eso significara invisibilizarse ante las demás personas. Esto es un ejemplo más de la invisibilización de las personas trans en Paraguay donde aún no existe una ley que les permita hacer el cambio de nombre y género. Sin un documento de identidad que les legitime ante la sociedad fácilmente pierden un sinfín de derechos, se vuelven invisibles ante las instituciones. 

Un día Camila se armó de valor y habló con la secretaria del centro educativo quien era responsable del pase de lista, le explico su situación y le mostró sus cuadernos para demostrar su asistencia continua a clases. La secretaria fue una persona sensible y se convirtió en su aliada, le ayudó a conversar con el director del Colegio quién también fue solidario y apoyó la continuidad de Camila en el colegio. Aun con el respaldo de las autoridades del colegio la relación con sus compañeros no siempre fue fácil, pero eventualmente fueron sensibilizándose al interactuar con Camila.

Después de la secundaria Camila buscó profesionalizarse más en el campo de la estética, esto le permitió ganar ingresos y ahorrar, se animó a iniciar su propio emprendimiento, pero la situación económica del país no fue favorable y tuve que terminar su proyecto como emprendedora, “Pronto me di cuenta de que mi negocio no estaba funcionando, me estaba gastando los ahorros que había acumulado y decidí cerrarlo” puntualiza Camila. Tomó la decisión de mudarse a Ciudad del Este, sentía la necesidad de regresar y estar más cerca de su familia. “Yo dejé a mi familia a los 9 años, no crecí con ellos y tenía el sueño de volver y reestablecer la relación con mi familia, el sueño de mi negocio no lo conseguí, pero este otro sueño, más importante, si lo logré” comenta Camila. Ahora tiene una relación continua y de apoyo mutuo con su madre, hermanos, hermanas, sobrinos y sobrinas.

Ahora que lo piensa, Camila dice que desde joven ella hacia trabajo de activismo a través del servicio social. Mientras vivía en Asunción, desde los 17 años colaboraba como voluntaria en programas de ayuda social que implementaban organizaciones extranjeras en los barrios más vulnerables y precarios de la ciudad. La solidaridad de su familia trans y de las personas de los programas de ayuda social hicieron una huella profunda en Camila para entender que ayudar a otras personas era parte esencial de su papel en la comunidad LGBTQIA+ y fuera de ella; “Desde allí me di cuenta de que la ayuda se puede dar de muchas maneras, no solo dinero, es apoyo moral, es contención, es amor” enfatiza Camila.  Camila recuerda su participación en la primera marcha del orgullo en Asunción hace 17 años y su rostro se ilumina de felicidad. “No fue una marcha realmente, sino más bien como un encuentro en la Plaza Italia” comenta y luego relata cómo año con año se ha ido ganado terreno visibilizando los derechos y la libertad de expresión de la comunidad LGBTQIA+ en un país tan cerrado como es Paraguay.

Descubrir Diversxs fue una sorpresa agradable para Camila. Entró en contacto con el proyecto cuando la invitaron para participar en una plenaria y a partir de allí comenzó a trabajar más intensamente con el proyecto, le gustaba mucho el hecho de que era realmente un espacio incluyente para todas las personas de la comunidad. Hasta entonces los proyectos salían poco de Asunción y cuando llegaban a los departamentos no integraban a todas las personas de la comunidad.

Con el tiempo, el Proyecto Diversxs vio el compromiso de Camila y le invitó a participar para la coordinación regional de las actividades. Al principio Camila tuvo dudas pensando que no estaba preparada para asumir un cargo, pero Kimberly , abogada y activista trans le convenció. Camila se convirtió en la coordinadora regional del proyecto en el 2022. Ella ha encontrado en el “artivismo” una gran oportunidad para visibilizar y educar, y es que Camila estudió teatro y actuación en Alta Paraná, así que conecta su pasión por el teatro con las actividades de sensibilización. Como parte de las actividades ya realizaron una obra teatral con participación de activistas de Diversxs para sensibilizar sobre la estigmatización frente al VIH además de varios festivales culturales combinando el arte con formación y sensibilización.

Desde su posición como coordinadora Camila ha demostrado no solo una gran capacidad de gestión sino una enorme fuente de inspiración, cariño y apoyo para las nuevas generaciones de activistas de Ciudad de Este. “Yo veo que muchos de los chicos están desamparados, conmigo y en mi casa encuentran un espacio de compresión y de apoyo” comenta Camila.

Para Camila ha sido muy satisfactorio tener el reconocimiento social como una persona defensora de derechos humanos y de la comunidad LGTBQIA+. Por ejemplo, las mujeres trans eran excluidas de los espacios convocados por las organizaciones sociales o de mujeres, y esto ha cambiado, “ahora somos frecuentemente invitadas por organizaciones feministas y otras organizaciones a las actividades de formación, para dar talleres o hacer actividades de incidencia”. Camila es una mujer de metas, su sueño no termina allí, Camila sueña que un día la marcha del orgullo nacional se realice fuera de la capital “ Amambay, Itapúa, Encarnación, Ciudad del Este seguimos siendo Paraguay, hay que demostrar a la sociedad que existimos en todas partes”.

Otros artículos relacionados:

Legado

Informe de contribuciones al impacto del Proyecto Diversxs

A lo largo de 6 años, el Proyecto Diversxs de Amnistía Internacional, ha generado valiosas contribuciones al impacto en la región, a nivel de cambios personales, el proyecto ha sido responsable de mejorar la autoaceptación y autoestima de jóvenes LGBTIQ+, de brindarles un sentido de pertenencia y comunidad, de darles

Leer más »
  • Título: “DIVERSXS: EL LEGADO”
  • Director: RAMÓN GONZÁLEZ R.
  • Producción: ARANDÚ FILMS PARA EL PROYECTO “DIVERSXS, DIVERSIDAD BAJO ATAQUE” de AMNISTÍA INTERNACIONAL
  • Edición: JUAN G. RODRÍGUEZ
  • Productoras locales: Miranda Comunicación Visual (Venezuela), Cinemática Desarrolladora Audiovisual y Mix Estudio de Grabación (Paraguay), Pólvora Colectiva Cuir (Puerto Rico), Francesca Bernetti Fotografía y Retrato (Perú)
  • Género: Documental LGBTIQ+
  • Duración: 40’
  • Idioma: ESPAÑOL C/ SUB INGLÉS
  • Países: PARAGUAY, PERÚ, PUERTO RICO, VENEZUELA, MÉXICO
  • Fecha de Estreno: 10/12/2023
  • Entrevistadxs: Yahir Zavaleta, Frida Kruijt, Gladys García Uzcátegui, Yalitza Serrano, Valentina Locatelli, Fabián Gamarra, Matías Zarza,entre otrxs.
  • Apoyan: Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Países Bajos, Amnistía Internacional Américas y el Caribe, Amnistía México, Amnistía Paraguay, Amnistía Perú, Amnistía Puerto Rico, Amnistía Venezuela, We Could Be Music.
  • Musica Original: “Andar al Millón” – Renée Goust (We Could Be Music)
  • Voces en Off: Kasandra Frutos y Derlis Santiago (Diversxs Paraguay)
  • Ilustraciones: @MOSTRXARTE y @CRANMARYS

Película documental que resume a través de historias de éxito, talleres, campañas y los principales logros obtenidos por el proyecto Diversxs, en sus 6 años de existencia, desde sus inicios en el 2018. Lxs entrevistadxs que aparecen a lo largo del film, estuvieron involucradxs en el proyecto desde diferentes roles: creadorxs, coordinadorxs, embajadorxs y activistas. El documental aborda la lucha por los derechos LGBTIQ+ que llevan a cabo los mismos jóvenes y adolescentes entre 15 y 25 años, que se han formado y empoderado dentro de los países que actualmente componen al proyecto:Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela.